Aniversario del MaidanAniversario del MaidanAniversario del MaidanAniversario del Maidan
Переклад

Aniversario del Maidan - Ucrania sí que se convirtió en otro país

Andrey Manchuk
Aniversario del Maidan - Ucrania sí que se convirtió en otro país
¿Pero, para qué los ucranianos pagaron un precio tan alto?. ¿Qué fue lo que recibieron en concreto aquellos que hace un año salieron a la plaza exigiendo una mejor suerte?

22.11.2014

Hace un año, después de que el presidente de entonces, Víctor Yanukovich, decidió posponer por un tiempo indeterminado el acuerdo de asociación con la Unión Europea, porque en su opinión eso le suponía un prejuicio a la economía nacional, salieron a la mayor plaza de Kiev los activistas derechistas y de los partidos liberales movilizados por los mediass aliniados. Ellos supieron atraer a su campo a muchos ucranianos apolíticos. Como resultado, después de sangrientos choques en la capital Ucraniana, los manifestantes consiguieron la dimisión del presidente. Esas imágenes las vio el mundo entero.

¿Qué ocurrió en este año con Ucrania?

Ahora ya es un país completamente diferente. Sin Crimea, sin los complejos megaindustriales de Donetsk y Lugansk, sin el carbón del Sur-Este del país, indispensable para garantizar el calor durante el invierno en Kiev. La guerra civil con víctimas masivas entre la población y el uso de la moderna tecnología para el exterminio de personas, que parecía ciencia-ficción en noviembre del 2013, ahora es una trágica realidad. Pero todo comenzó allá, en el Midan.

¿Pero, para qué los ucranianos pagaron un precio tan alto?. ¿Qué fue lo que recibieron en concreto aquellos que hace un año salieron a la plaza exigiendo una mejor suerte?.

Ucrania llegó al Euromaidan en estado de una crisis crónica. En el transcurso del periodo presidencial de Víctor Yanukovich, el nivel de vida de los ciudadanos ucranianos disminuía de un año para otro, sin embargo, esta caída se desarrollaba de forma paulatina, sin saltos catastróficos. Por supuesto que Yanukovich con gusto hubiera realizado las apresuradas reformas neoliberales, ahorrando en el presupuesto los pesadas gastos sociales. Sin embargo, él comprendía que eso sería un golpe para su base electoral, y lo más importante -  sería un motivo para enormes protestas callejeras.

Ahora, los enemigos de Yanukovich, que con el apoyo de Occidente lo derribaron, bajo la bandera del nacionalismo y las reformas liberales, pueden despreocuparse de esa posibilidad. Nada los detiene. Desde el principio, para muchos era evidente que habiendo recibido el poder - ellos continuarían la política del gobierno anterior, pero ya sin contar con la opinión de los ciudadanos, los cuales literalmente son aplastados por estas "reformas". Por las consecuencias de este tratamiento de choque, los políticos inevitablemente responsabilizan a los "enemigos de la nación".

Así resultó.

Las catastróficas consecuencias sociales del Euromaidan de forma automática son achacadas por el nuevo poder ucraniano a las consecuencias "de la operación antiterrorista". Mientras tanto, de acuerdo con los datos oficiales publicados antes de las elecciones extraordinarias a la Rada, el poder adquisitivo real de los salarios ucranianos ha bajado, en comparación con septiembre del 2013 - en un 11.4%. El monto de los salarios impagos en Ucrania en septiembre del 2014 ha subido desde el comienzo del año un catastrófico 156%. Además, como consecuencia del nuevo impuesto para la financiación de la guerra aprobado por la Rada, a los ucranianos ya les ha sido extraído 1.4 millares de grivnas.

Por supuesto que los economistas ucranianos comprenden que los "convenientes" datos oficiales no corresponden a la deuda real de los salarios impagos, que es mayor. En cualquier caso, estos indicadores perfilan la situación antes de noviembre, cuando se produjo otra caída del curso de la grivna. Ahora el valor de la grivna es dos veces menor, que con Yanukovich. A todo esto, ni los empleadores ni el gobierno tienen la menor intención de compensar la inflación en los salarios o subsidios sociales, los cuales no pueden seguir el ritmo de la subida de precios de los productos y servicios imprescindibles.

En un año la barra de pan subió tres veces su precio, los costos de los servicios comunales (calefacción, gas, agua y electricidad) subieron el doble, a pesar de que desde hace medio año la población sufre continuas interrupciones del servicio de agua caliente.

Lo peor de todo, es que el gobierno ucraniano no tiene donde conseguir dinero para los pagos contemplados en el presupuesto. De acuerdo con los datos publicados en octubre del 2014, el sector industrial de Ucrania sufrió una contracción del 16.3% tan sólo en un mes, e inmediatamente después de su elección, de la nueva directiva del Banco Nacional  nos comunicó, que en el país de facto no queda depósito de garantías en oro. Teniendo en cuenta que oficialmente la deuda pública de ucrania ahora es de 74 millares de dólares, es obvio que el país no está en condiciones de afrontar los pagos. Y para recibir nuevas partidas financieras del FMI, occidente exigirá como garantías la profundización de reformas, aumento de precios y brusco recorte de programas sociales. A los habitantes de Kiev ya se les han anunciado las próximas subidas del pasaje del metro de 2 a 5 grivnas, noticia que el año pasado por sí sola hubiese sido motivo para grandes protestas sociales.

A todo lo dicho es necesario añadir, que para los ucranianos que sueñan con un muro que los separe de Rusia, se cierran las puertas para la migración laboral, que antes ayudaba a bajar la presión social en el país. La relación con Rusia está en crisis, mientras que la UE complicó más la obtención del visado  de Shengen para los ciudadanos ucranianos, temiendo una oleada de refugiados procedentes de un país sumergido en la guerra civil.

Pero lo más importante son los cambios políticos, por los cuales el año pasado la gente salió a las calles de Kiev.

Inmediatamente después de la victoria del Euromaidan, cualquier oposición política fue puesta fuera de la Ley. Los locales del PCU en Kiev y el oeste fueron destruidos, y los representantes del partido junto con los ex "regionales"(Partido de las Regiones) fueron objeto de continuas agresiones físicas en la campaña electoral por parte de los nacionalistas del Maidan. Por cierto, tan sólo con los datos oficiales del MVD (ministerio interior) y el SBU (servicio de seguridad del estado), el numero de presos políticos ya no se contabiliza por centenares, sino por miles, y los vídeos donde se agrede a los simpatizantes del gobierno anterior, en su mayoría mujeres, se pueden observar con regularidad en Yotube.

Los más mediass, propiedad de empresarios ligados al gobierno, han logrado por primera vez introducir una censura ideológica completa, ocultándole a la sociedad los datos concretos de pérdidas del ejército ucraniano e información sobre los crímenes cometidos por los militares y miembros de las unidades de "voluntarios", a pesar de que sobre esto ya informan en sus reportes organizaciones de los DDHH occidentales.

La auto censura y la negativa deliberada de informar la verdad sobre la guerra civil en Ucrania, se ha convertido en un criterio de patriotismo.

Los periodistas opositores en la práctica han perdido cualquier posibilidad de expresarse en la prensa de mayor tirada y los principales canales de televisión, mientras que sus colegas, partidarios del nuevo poder, exigen que se les quiten las licencias profesionales a los osados. Aunque, en las condiciones actuales los periodistas leales también sufren las consecuencias. Así, por ejemplo, el periodista del canal progubernamental Insider - Artiom Chapay, aún con permiso del SBU para trabajar en la "zona ATO", fue encerrado en un sótano por los soldados ucranianos, en la ciudad de Izum, lejana de la línea del frente, donde lo sometieron a maltratos y palizas,de lo que él escribió en su reportaje. Por cierto, la persecución de periodistas - es tan sólo la punta del iceberg  del rumbo criminal de la sociedad.

"Crece la cantidad de crímenes, cuando sus perpetradores se presentan como miembros de distintos batallones participantes en la ATO",- declaró la milicia de Kiev a los periodistas del  "Vesti", cuya redacción ha sido asaltada por la extrema derecha y también registrada por la SBU.

El gobernador de la provincia de Lugansk asignado por la Junta, Genadiy Moskal, se vio en la necesidad de gestionar la liberación de policías y empresarios secuestrados por el batallón Aidar. La Fiscalía General abrió casos por el hecho de fusilamiento de soldados ucranianos por sus oficiales borrachos, a causa de discusiones políticas. Y solamente el hecho de que uno de los soldados logró sobrevivir, este crimen no fue endosado  a los "separatistas de Donetsk".

Entre tanto, el 17 de noviembre de 2014, justo en el aniversario de Euromaidan, la policía de Kiev junto con "ayudantes* contratados, dispersaron con crueldad una protesta contra la ampliación urbanística en el distrito dormitorio Osokorki.

Más tarde, los golpeados participantes de la manifestación y los periodistas reconocieron en los guardianes del escandaloso proyecto inmobiliario a sus compañeros de ayer del Euromaidan.

Andrey Manchuk

Lenta.ru

Translation: Lidia Timchenko


Підтримка
  • BTC: 1Dj9i1ytVYg9rcmxs41ga2TJEniLNzMqrW
  • BCH: 18HRy1V7UzNbbW13Qz9Mznz59PqEdLz1s9
  • BTG: GUwgeXrZiiKfzh2LW7GvTvFwmbofx7a4xz
  • ETH: 0xe51ff8f0d4d23022ae8e888b8d9b1213846ecac0
  • LTC: LQFDeUgkQEUGakHgjr5TLMAXvXWZFtFXDF
2011-2018 © - ЛІВА інтернет-журнал