Por lo que luchó el maidanPor lo que luchó el maidanPor lo que luchó el maidanPor lo que luchó el maidan
Переклад

Por lo que luchó el maidan

Andriy Manchuk
Por lo que luchó el maidan
Los verdaderos resultados de “euromaidan” han sido las elecciones sin opciones y el parlamento, elegido de este modo, cuya “legitimidad” es sustentada solamente por la violencia abierta en contra de los oponentes de los llamados ”demócratas” y “activistas”.

06.12.2014

Los resultados de las elecciones en Ucrania eran tan evidentes, que no suponía ninguna dificultad en pronosticarlos todavía en agosto, sin usar para ello premoniciones místicas o tecnologías para viajar en el tiempo:

"Los líderes de los batallones nazis se lanzarán a convertir su falso y sangriento marketing de la guerra en mandatos parlamentarios, mientras que sus mecenas oligárquicos colocarán a estos " fuhrers" en sus listas electorales, mezclándolos con los funcionarios neoliberales vestidos con vishivankas (camisas tradicionales n.t.), los "come-subvenciones" profesionales y los empresarios, que compraron sus curules, y que llevan grabados los insultos a Putin en el timbre de sus móviles. Esto acabará por convertir a los criminales de ayer en "guerreros de la Raza Blanca" con estatus de políticos.

Teniendo en cuenta, que la mayoría de los habitantes de Donbass, al igual que la enorme cantidad de refugiados del Este, de-facto no van, ni podrán votar - el hecho que sus intereses y posturas no serán representadas, no le interesa a nadie de los partidarios"del país unido" - no es difícil comprender que el nuevo parlamento será el parlamento de los nacionalistas partidarios de la guerra, y será no sólo el más derechista de la historia de Ucrania, sino en la historia de toda Europa de la post-guerra".

En otras palabras, los resultados de estas elecciones estaban predeterminados por el hecho, que de antemano debían cumplir el curso escogido por el poder. La democracia representativa en Ucrania ha dejado de serlo hasta en sus apariencias, como lo era desde los finales de los 90, después de que un censo financiero "no declarado" cerró las puertas de la Rada para el pueblo llano. Mientras que los medios de comunicación se convirtieron en un estridente altavoz de la "línea general", deformando, acallando y persiguiendo a las opiniones alternativas.

Eliminando brutalmente el electorado de las regiones opositoras, el régimen post-maidan de-facto les dio paso a sus partidarios. Sin embargo, a ellos también se les ofreció escoger entre las fuerzas electorales, que en la práctica no se diferenciaba una de otra ideológicamente, trasmitiendo las mismas consignas nacionalistas junto con las exigencias de más "reformas" neoliberales, teniendo los mismos financiadores y padrinos extranjeros, que en realidad se dedicaban a la competencia por el derecho de representar sus intereses, a expensas de la ciudadanía.

Hablando metafóricamente, a los ucranianos se les ofreció escoger entre un comandante nazi del "Azov" apoyado por "Frente Popular" de Yatsenuk, comandante acusado de crímenes de guerra del "Aidar" en las listas del Partido Radical, el comandante del "Donbass" en las listas de "Samopomocsh", que hizo su carrera sobre la muerte de sus propios soldados, o la mercenaria de ese mismo "Aidar" encabezando la lista de "Batkovshina". Estaba claro, que en esta "elección" entre la peste parda y la cólera militarista no había más alternativas,  que entre la elección entre Poroshenko, Yatsenuk, Liashko, Sadovoy o Timoshenko, los cuales se podían barajar dentro de sus fuerzas políticas sin problema, cambiando uno por otro.

La mayoría de los representantes del "electorado del maidan" de orientación derechista-liberal, ni siquiera notaría el cambio. Al igual, si "Svoboda" hubiera entrado al Parlamento, logrando alcanzar la barrera del mínimo, que de todas formas logró colar a seis diputados, entre ellos Levchenko y Ilenko, conocidos ultra derechistas. Parte de su electorado simplemente se desplazó hacia otras "fuerzas patrióticas", las cuales, habiendo asimilado hace tiempo el lenguaje de Tiagnibok, realizaron con más efectividad el marketing  populista y derechista del maidan y de la histeria de guerra, como hizo "Samopomosch" (autoayuda n.t.), que vendió al elector el mismo producto, pero con nuevo empaque.

Después, en la medida del desarrollo de la crisis económica, los partidos del bloque liberal-derechista, que han recibido ahora en sus manos todo el poder  jurídico, comenzarán a acusarse con saña de la responsabilidad de la catástrofe, a la par con la eterna búsqueda de los enemigos externos e internos de Ucrania. Sin embargo, el premier Yatsenuk ahora casi no miente, cuando llama a los partidos "pro-europeo" que lograron entrar en el Parlamento - "un solo equipo". Olvidando añadir que su éxito está basado en la consciente destrucción de la unidad del país y la deliberada desestimación de la opinión de la mitad de sus habitantes, que expresaron su protesta en la única forma que les quedaba - el impresionante, por su dimensión, boicot de las elecciones.

Pero en realidad, los verdaderos resultados de “euromaidan” han sido las elecciones sin opciones y el parlamento, elegido de este modo, cuya “legitimidad” es sustentada solamente por la violencia abierta en contra de los oponentes de los llamados ”demócratas” y “activistas”. Con estas elecciones se finalizó el proceso de redistribución de beneficios y "enchufes" entre las fuerzas sociales y políticas que primero ayudaron al nuevo régimen a tomar el poder y después contribuyeron a la instigación de la guerra civil como el medio de conservar el poder en al ambiente de una decepción masiva provocada por el crisis.

De hecho, para el público son precisamente estas fuerzas que representan el régimen con su ideología compuesta por supersticiones nacionalistas y el belicoso fundamentalismo de mercado, sin olvidarse de sus propios mezquinos intereses burgueses. Al entrar abiertamente en un simbiosis político con la oligarquía, estos personajes pensaban obtener sus migajas del banquete, prometiendo defender en el parlamento los intereses de sus patrocinadores, que los incluyeron en sus listas y financiaron sus campañas electorales. Tarea fácil, en la ausencia casi completa de cualquier  oposición mínimamente significativa.

¿Por qué, entonces, luchó “euromaidan”? – a menudo exclaman patéticamente sus partidarios de base, afectados por la crisis, con la creciente inquietud  de Pinocho, en espera que en el campo milagroso, crecerá el árbol mágico lleno de monedas de oro en lugar del follaje. Con la diferencia, que hasta este personaje de fábula  rápidamente sacó las conclusiones prácticas de la situación, como en la que  han quedado millones de ucranianos.

¿Para qué murieron los héroes de la ATO y la “Centuria celestial”? – pregunta la gente entregando sus votos a los  funcionarios y “comandantes”, que gracias a la guerra engordan sus fortunas y quienes son responsables directos por las miles de víctimas de esta guerra que destruye Ucrania. Justamente antes de las elecciones ellos permitieron una masacre absurda de centenares de soldados rodeados cerca de Bajmutovka, negándoles la retirada una y otra vez.

Estas personas murieron para que los "ratings" electorales de los políticos, que aspiraban llegar a la Rada, no fueran dañados por las iniciativas pacíficas. Por esto al rescate de los soldados rodeados tuvieron que acudir sus adversarios - milicianos. Mientras tanto los medios ucranianos promovían las bravuconadas belicosas de los candidatos y los montajes propagandísticos, silenciando la tragedia de Bajmutovka de la misma manera, que anteriormente silenciaron las muertes en Ilovaysk y Savur-Mogila.

La nueva composición del parlamento ucraniano da una respuesta clara a estas preguntas. El euromaidan y las víctimas de la guerra fueron necesarias, para el sistema existente en nuestro país durante los últimos 23 años quedase intacto, sólo se recargara en una nueva versión, asegurando el bienestar y las carreras políticas a aquellos, que dirigieron este proceso. Basta con leer las listas de los diputados al parlamento para identificar los nombres de aquellos, que ahora ni siquiera ocultan las fuerzas que los respaldan. Batalloneros, saqueadores y asesinos con mascaras y camuflaje, que ya están amenazando a “partir la cara” a sus adversarios en el Parlamento y venir armados a las sesiones.

“Activistas civiles” que convirtieron el activismo y salvaguardia de los derechos en un negocio dependiente de la coyuntura política. Los periodistas que hicieron la fama denunciando la oligarquía de Yanukovich y ahora adornan las listas de nuevos oligarcas en el poder, demandando de paso una censura total en los medios de comunicación. Además de un sinnúmero de nuevos-viejos politicastros, burócratas y super-ricachones que felizmente se trasladaron de las legislaturas pasadas al nuevo parlamento, haciendo burla de la farsa de la "lustración" (limpieza n.t.).

Todos ellos utilizaron las protestas del maidan, endulzando a las masas con las perspectivas ilusorias de la prosperidad “europea” de Ucrania. Pero, a diferencia de los millones de ciudadanos cínicamente embaucados, ellos realmente han lograron su florecimiento personal - en todo el sentido completamente material y práctico, que ponen los de su clase a esta palabra.  

Hoy por hoy estos “activistas” se burlan abiertamente de aquellos que les ayudaron a llegar al poder. “Yo no pienso trabajar en el parlamento por 5000 grivnas. Es imposible vivir en Kiev con 5000 grivnas” – declara con un cinismo particular Mustafa Nayem (periodista ucraniano n.t.), uno de los iniciadores de “euromaidan” que entró al parlamento junto con sus colegas en la lista electoral del presidente-oligarca.

Al mismo tiempo cientos de miles de ciudadanos de Kiev viven en un mundo paralelo, desconocido para Mustafa, y nunca van a poder comer en los restaurantes finos de cocina europea frecuentados por él y tienen que sobrevivir con una suma mucho menor. Y su situación sólo empeora - de acuerdo a los datos oficiales dados a conocer justamente antes de las elecciones, el salario real en Ucrania ha bajado 11.4% en septiembre del 2014 comparando al mismo periodo en 2013. Mientras la deuda en salarios a pagar desde el inicio del año al septiembre del 2014 ha crecido hasta un catastrófico 156%.

El parlamento nuevo no defraudará las expectativas de los electores sólo en una cosa – sin duda, desarrollará activamente las reformas neoliberales, esperadas como maná divino por miles de sus partidarios de las oficinas y hipster-cafeterías en todo lo largo y ancho de nuestro País de las Maravillas Horrorosas. Estas medidas antisociales son inevitables ya que aseguran las condiciones para que el gobierno post-maidan pueda conseguir los créditos tan vitales para él y tan nefastos para el futuro de Ucrania. Además, no habrá dinero para pagar la mayor parte de los gastos sociales, así que muy pronto los cinturones de nuestros compatriotas se azocarán  alrededor de sus cuellos, estirados en el esfuerzo de avistar las “perspectivas europeas” del país.   

“Ucrania puede ser salvada siguiendo el modelo de Grecia o Singapur… unas reformas rápidas de choque implementadas de forma estricta y forzada, una limpieza-lustración activa y sin contemplación del efecto social negativo a corto plazo… Tomando en cuenta que para las nuevas elecciones faltan varios  años, el presidente puede no temer el descontento popular temporal. Por esto es sumamente importante que el presidente tenga un control completo sobre los departamentos de fuerza…” – describe de forma abierta estas perspectivas un experto extranjero en uno de los sitios web de Euromaidan, añadiendo que las “reformas” deben ser implementadas “ bajo la presión y con ayuda de los consejeros occidentales”. Es decir, con ayuda de “expertos en economía”, como él que lo escribe.

Cuando los sueños de estas reformas “europeas” se hagan realidad, la gente que soñaba con ellas tendrá que acordarse de la réplica de la comedia clásica de Moliere “¡Esto es lo que quisiste, pobre Jorge Danden!” Convendría saber que traduciendo del francés, “Danden” significa “papanatas”.

En resumen, las elecciones simplemente refrendaron algunos resultados intermedios del golpe de estado perpetrado por las fuerzas de derecha en nuestro país.

Maidan hizo Ucrania completamente dependiente de las fuerzas exteriores, que juegan su partida sobre el tablero roto de ajedrez del territorio ucraniano.

Maidan enriqueció aun más a la oligarquía, dándole un poder político directo, permitiéndole meter la mano en lo más profundo de la hacienda pública. Y abrió las puertas del poder a los sinvergüenzas que por mezquina recompensa aseguran los intereses de sus amos, adversos para el pueblo.

Maidan ha transformado a los fanáticos y asesinos en “héroes de Ucrania”, ha permitido poner en la práctica la consigna “¡Muerte a los enemigos!” que en realidad ha resultado ser “¡Muerte a la nación!”, aniquilando físicamente a los miles de ucranianos, destruyendo decenas de aldeas y ciudades, cientos de granjas, minas y fábricas, mutilando un numero inmenso de destinos.

Y ahora, basándose en la lógica destructora de las reformas neoliberales, maidan amenaza arruinar el país completamente, utilizando las fuerzas que consolidaron en las elecciones su poder ilimitado.

Para hacer frente a esta perspectiva, la mitad del país que en silencio ha ignorado las elecciones, debe pasar del boicot a las acciones de protesta.

Andrey Manchuk

Traducción: Lidia Timchenko 

Liva


Підтримка
  • BTC: bc1qu5fqdlu8zdxwwm3vpg35wqgw28wlqpl2ltcvnh
  • BCH: qp87gcztla4lpzq6p2nlxhu56wwgjsyl3y7euzzjvf
  • BTG: btg1qgeq82g7efnmawckajx7xr5wgdmnagn3j4gjv7x
  • ETH: 0xe51FF8F0D4d23022AE8e888b8d9B1213846ecaC0
  • LTC: ltc1q3vrqe8tyzcckgc2hwuq43f29488vngvrejq4dq
2011-2018 © - ЛІВА інтернет-журнал